“El primer conocimiento de la lengua escrita no ha encontrado aún ningún itinerario más rico, más lleno de color y más atractivo que el de un libro de cuentos” Gianni Rodari


lunes, 19 de noviembre de 2012

Actividades para realizar en la biblioteca escolar


Actividades para realizar en la biblioteca escolar:

Acciones que buscan unir afectivamente  al niño o niña con la biblioteca escolar para que conecten con el espacio bibliotecario y con los libros.

1. Carné de lector/a: Puede ser un sencillo documento personalizado, en el que el niño escribirá el título y el autor de cada libro leído.
2. Carné del Club de Amigas y Amigos de la Biblioteca Escolar: para pertenecer a este club el niño/a tendrá que cumplir con algunas obligaciones: tratar bien los libros, no desordenarlos, acudir frecuentemente a la biblioteca, leer, contar lo que hemos leído...
3. Elaborar periódicamente materiales-recuerdo de la biblioteca: pegatinas, puntos de lectura, posters, diplomas, “tarjetas lectoras”, etc. que los niños y niñas pueden completar, leer, colorear, guardar... Materiales que acompañan a algunas actividades organizadas desde la biblioteca y que se entregan cuando se visita una exposición, cuando finaliza una actividad...
4. Edición de una revista con las novedades, noticias de la biblioteca, noticias culturales y experiencias que se van desarrollando en las clases. Es importante que llegue a las familias para potenciar la valoración familiar de la lectura y del funcionamiento de la biblioteca escolar.
5. Regalo de un retrato lector. Podemos regalar a cada niño o niña una fotografía en la que esté leyendo, montada en una cartulina con algún texto e ilustración que hagan referencia a la lectura y que les sirva de recuerdo y estímulo permanente.
6. Completar individualmente el  Diario de lectura. En él se anotarán los aspectos más importantes del libro.
7. Presentación de la biblioteca. Son visitas guiadas por la persona responsable de la biblioteca para presentar las distintas secciones, los  contenidos de cada una, la recogida de sugerencias, la disposición de fondos, las posibilidades que alberga, etc.
8. Ofrecer a los  niños y niñas de los cursos altos la posibilidad de  ejercer de bibliotecarias y bibliotecarios para ordenar los fondos, formalizar préstamos y devoluciones, orientar a los pequeños, colaborar en algunas actividades...
9. Convocar un concurso entre los alumnos para elegir  una mascota que represente a nuestra biblioteca escolar.
Acciones de uso habitual en la biblioteca
Son actividades que se realizan a lo largo de todo el curso en la  biblioteca.
1. Apertura diaria para que todo el alumnado pueda acudir libremente a la sala de lectura con fines diversos: buscar información, terminar trabajos, coger libros prestados etc.
2. Posibilidad de  préstamo de libros. El préstamo alarga hasta la casa familiar el contacto con los libros.
3. Acudir al lugar de lectura en grupo acompañados del tutor o tutora, al menos una hora a la semana. Los niños y niñas tendrán total libertad para elegir el libro que quieran y para cambiarlo si no les gusta.
4. Lecturas en voz alta, por parte del maestro o maestra de cuentos, poemas, noticias de prensa etc.
5. Intercambios de experiencias lectoras. Un niño o una niña, semanalmente, explica el último libro leído o el último cuento que le han contado y regala a sus compañeros y compañeras algo, hecho por él o ella, relacionado con ese libro: un pequeño poster, un dibujo, una poesía, un  trabajo manual. Los compañeros, preguntan sobre el libro. El maestro y la maestra también deben colaborar en esta actividad y  contar algunos de los libros que van leyendo.
6. Mesas redondas. Cuando 3 ó 4 niños y niñas han leído un mismo libro, se pueden hacer mesas redondas para contrastar opiniones. Es conveniente disponer de media docena de ejemplares de algunos libros para hacer posible esta actividad.
7. Promover la lectura en otros soportes informativos: prensa, revistas científicas, suplementos infantiles de algunos periódicos...
8. Promover actos de recitación o de dramatización de poemas, libros, cuentos, etc. ante el resto de compañeros y compañeras de la clase.  Preparar recitaciones o lecturas para cursos pequeños que acuden a la biblioteca a escucharlos.
9. Realizar “yincanas” investigadoras, en las que se presenten varias  pistas que lleven unas a otras  y que requieran una búsqueda entre  los  recursos de la biblioteca. Cada pista resuelta se premiará con  puntos, para canjearlos por libros  cuando se acumulen un  número  determinado.
10. Taller de animación a la lectura con padres y madres: este taller,  encaminado a poner en contacto a padres y madres de nuestro centro  con la lectura. Se muestra  como un mecanismo  muy interesante en la motivación de aquellos  niños/as cuyos padres lean en casa. El colegio se beneficiará también  si de este taller se deriva una nueva actividad, consistente en que los  padres dramaticen  o representen  mediante guiñol, teatros, etc. alguna obra para los niños/as.
 Acciones de sensibilización cultural  y de participación de la comunidad escolar
La biblioteca debe ser un lugar donde se potencia la cultura. Para ello, es necesario iniciar una serie de acciones como las siguientes:
1. Crear espacios para la exposición de publicaciones que se van haciendo en las clases: libritos de poesía, revistas de clase, monografías, etc. Mantener una sección en la biblioteca donde se archiven todas las publicaciones que se hacen en el colegio.
2. Realización de “semanas”, exposiciones, etc. desde la biblioteca escolar, convirtiéndola en un espacio dinámico que le haga merecedora de la consideración de lugar de alto interés para el alumnado y el profesorado del centro.
3. Realizar sesiones de cuentacuentos, echando mano de personal especializado, madres, abuelas y personal del colegio. Los niños y niñas de los cursos altos pueden preparar sesiones narrativas, de recitación o de dramatización para los pequeños y pequeñas.
4. Colocar por diferentes lugares de la biblioteca “citas lectoras”, párrafos significativos de libros que hay en la biblioteca y que pueden servir de reclamo para que niños y niñas busquen el libro del que han sido sacadas y quieran leerlo.
5. Elaboración de posters utilizando fotografías sacadas de revistas y periódicos en las que se ven personas leyendo, con estanterías de libros detrás, con libros en las manos y que pueden servir como puntos de sensibilización hacia la lectura. En el poster escribiremos frases como “Cuando tantas personas leen, por algo será...” o “Todas estas personas tienen una biblioteca detrás, tú la tienes delante, ¡aprovéchala!”, etc.
6. Ofrecer una sección de libros para adultos, para el profesorado y para madres y padres, con el fin de que niños y niñas vean que también los mayores acuden a la biblioteca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada