“El primer conocimiento de la lengua escrita no ha encontrado aún ningún itinerario más rico, más lleno de color y más atractivo que el de un libro de cuentos” Gianni Rodari


lunes, 26 de noviembre de 2012

Cuentos de nunca acabar

Los cuentos de nunca acabar proporcionan una información muy elemental y después formulan una pregunta que provoca una respuesta en el oyente, aunque esa respuesta nos es indiferente ya que el narrador comienza de nuevo diga lo que diga. Estos cuentos pueden durar hasta que el narrador se aburra, o hasta que el niño se enfade (cosa que suele pasar con estos cuentos, porque son una especie de broma).
UN PERRO PEQUINÉS

Había una vez un perro pequinés
que no sabía contar hasta tres.
- ¿Quién es, quién es el perro pequinés?
- Es un cachorrito que se llama Andrés.
¡Y el cuento empezó otra vez!
Había una vez un perro pequinés
que no sabía contar hasta tres.
- ¿Quién es, quién es el perro pequinés?
- Es un cachorrito que se llama Andrés...



EN UN CHARCO HABÍA UNA MOSCA 

En un charco había una mosca
y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado 
te lo cuento despacito.
En un charco había una mosca
y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado 
te lo cuento más bajito.
En un charco había una mosca
y con la mosca un mosquito,
si no te has enterado 
te lo cuento rapidito...

LA HORMIGUITA

Esta era una hormiguita que de su hormiguero
salió calladita y se metió en el granero.
Se robó un triguito y arrancó ligero.
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero
y muy calladita se metió en el granero.
Se robó un triguito y arrancó ligero.
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero...




No hay comentarios:

Publicar un comentario